grunge
news

Cómo prevenir robos (pt. 1)

Hace un par de días (creo que fue ayer, no estoy seguro) estaba en el paradero esperando el carro (si, si, parece obvio, pero hubo un tiempo en el que esperaba a alguna amiga) y vi a una chica, muy regia, con el saco abierto (obviamente tenia más ropa dentro) y colgando de su cuello, a vista de cualquier sujeto, un celular muy moderno y llamativo. Dicho artilugio pendia de un cordoncillo de aprox. 1mm de grosor, enganchado a un plastico que a su vez pendía de un cordón algo más grueso. Creo que ya tienen una idea, no?

Pues bien, al ver esto me sentí algo indignado: Yo tambien tenía un celular moderno (bueno, era moderno en el 2004) escondido en el bolsillo, y mi reproductor de mp3 SONY (ah? ah? suena de p.m. lo malo es tener que usar el Sonic Stage cada vez q quiero subir música) pendiendo de un cordón similar. Cual era la diferencia entonces? Mi casaca estaba cerrada, los audífonos pasaban por debajo de mi chalina y -salvo por el movimiento de cabeza, ‘headbangin’- nadie sabía que en ese momento yo estaba escuchando música a todo volumen (facil que sí, pq soy algo brutal para subirle el volumen a la mierda esa).

Si yo hubiera sido un sujeto malintencionado, hubiera podido arrancarle el celular sin hacer mucho esfuerzo, y luego correr… correr… (en realidad, si yo hubiera sido un sujeto malintencionado, la hubiera tumbado al piso y le aplicaba el viejo unodós-unodós, estrujándole los bolches grudos, mientras el viejo crobo le sale de entre las… perdón, me dejé llevar).

En base a ello (no lo del unodós, si no lo del robo) decidí ayudar a aquellos interesados en conservar sus cosas (y que estén dispuestos a hacer ciertos sacrificios) . Para dicha labor social (soy magnánimo como un dios) les sugiero seguir los siguiente pasos:

1. No seas presumido (o idiota, da lo mismo)

Sí, tu celular (o reproductor de música/video, o lo que rayos uses para levantar tu autoestima, mofándote en aquellos que usan un mp3 Miray) es muy bonito, es lindísimo y te costó mucho dinero. Pues no seas tan tarado de desperdiciar el dinero (tuyo o de tu viejo (Si te sobra la plata, avísame, necesito accesorios para mi guitarra (acaso crees que crecen en los árboles? (bueno, parte de las guitarras sí lo hace, pero no es el punto)))). Si tienes un objeto de valor, como el celular o lo q sea, escóndelo para que no te lo roben! Encaleta tu artilugio debajo de tu chompa o polos.

Si eres hombre, guarda tu celular en el bolsillo delantero del pantalón: A menos que el ladrón tenga alguna desviación sexual (o sea mujer), a ningún hombre le gusta tocar los genitales de otro hombre en busqueda de un celular (además, con lo pequeños que son los celulares ahora, sería humillante que se confunda de objeto).

Si eres mujer, no lo guardes en la cartera (será lo primero que te arrancharán), guardalo en el bolsillo interno de alguna casaca o saco (si tu pantalón tiene bolsillos delanteros, úsalos) y trata de no usar brassiere (esto será para distraer al ladrón, muy efectivo en invierno).

2. No seas tan confiado

Está bien que la gente de tu trabajo o centro de estudios (asumiendo que vas a estudiar realmente, y no a quitarle oportunidades a quienes realmente lo merecen) sean tus patas, pero no te confíes. Tu objeto de valor (celu, mp3, ipod, vibrador, etc) no durará mucho si lo guardas inocentemente en el bolsillo de tu mochila/maletín. Si quieres saber donde guardárlo, sigue el Punto 1, que no voy a re-escribirlo de nuevo, no jodas.

3. Paranoia total.

Si, no es sano vivir con miedo (sino, preguntenle al 70% de los norteamericanos que le disparan a cualquier sujeto que respire, en especial si es negro, árabe o latino) pero afrontemoslo: en todas partes hay ladrones (especialmente en los puestos del Gobierno) y estos no tendrán consideración de pedirte permiso para tomar lo que quieren, no te pedirán perdón si te arrancaron un dedo y definitivamente, no irán al funeral de tu abuelita, a quien mataron para robarle 2 soles.

Desconfia de todos aquellos que parezcan sospechosos, y especialmente de aquellos que no lo parezcan. Si debes de contestar el celular en el carro, asegúrate de sostenerlo bien, de manera que les sea dificil arrebatartelo. No seás tan ingenuo de hablar por largos ratos mientras circules por avenidas peligrosas (i.e. la av. Tacna, Wilson, F. Pizarro, Evitamiento, y un prolongado etc - ad infinitum). Si encaletaste bien tu ‘mp3′, no lo delates. No muestres tus artilugios (sigo los pasos 1 y 2).

4. No caigas en la trampa.

Como buen ciudadano moderno, sabrás que la gentileza no es gratuita: Si alguien te ofrece, muy antentamente su ayuda para limpiarte el vómito/chocolate/caca de paloma/galleta masticada/etc, desconfía. Cuando te agaches para limpiarte, te sacara el objeto de valor, donde sea que lo tengas. El ladrón tendrá tu lo-que-sea y tú tendrás una buena impresión de él (que amable ese señor… dónde está mi celu? ‘ta ma’re)

5. Los robos ahora son tecnológicos.

Si usas un celular que tiene la bendita opción de Bluetooth (para que mierda quieren un celular con tantas funciones, te apuesto que ni sabes que es eso, pero igual lo tienes, claaaaaaaaro se ve bonito, y toma fotos, pero las fotos se ven peor que mi ex cuando vomitaba…) desactívala. Los ladrones modernos tambien tienen Bluetooth, y a diferencia tuya, ellos SI lo saben usar. Lo que harán será transferirte datos, como tu BT esta activado y tú ni cuenta te das, tu celu comenzara a sonar/vibrar/tener un ataque epiléptico/etc. Con eso los delincuentes sabrán que TU tienes algo de valor y te golpearán hasta hacerte recordar que debiste haber hecho caso de mis consejos.

6. Factor Sorpresa.

Si el facineroso te trata de amedrentar en el carro, ya sea a la agresión verbal o física, tienes 2 opciones. Dependiendo de la ventaja que este disponga sobre ti, podrás, o bien responderle de igual a igual, lo que hará que el tipejo se acojone por la sorpresa; o bien, ser dócil: recuerda que tu vida es más importante que cualquier objeto de valor (bueno, no siempre se da esto, hay gente que -en mi opinión- vale menos que mi mp3 o mi celu, como una ex-enamorada, un imbecil que decía ser amigo mío y cuyo nombre se me escapa de la mente, el idiota que preñó a mi mejor amiga, y un par de idiotas que no valen la pena).

Bueno, si crees que tu vida vale la pena, entonces evita que te claven un pico de botella en el cuello, una navaja en el estómago, o un dedo en el ano. Si quieres evitar situaciones así, trata de ser un poco más perspicaz a la hora de elegir un asiento en el carro.

Y bueno, sólo se me ocurre eso por el momento. Conforme piense en formas de prevenir robos estúpidos, los subiré. Recuerden: Si vis pacem, para bellum… (si quieres saber qué significa, aprende latín, es muy interesante la lengua…)

Nota: Si combinas las guías que daré para prevenir robos, con las guías Forenses, podrás ‘limpiar’ la ciudad de gente de mal vivir y así podamos caminar tranquilos o quedarnos dormidos verdaderamente joroschó (sí, aprende nadsat también).

3 Responses to “Cómo prevenir robos (pt. 1)”

  1. vodkita  Says:

    los ladrones modernos ya meten las manos en toooods los bolsillos
    ojo

  2. Sergio  Says:

    hay una frase muy importante para prevenir muchos robos: “si no quieres que te roben, no vayas donde los ladrones”

  3. Gilbert  Says:

    < a href = “http://google.com/?p=4&lol= crowder@attrition.cashed”>.< / a >…

    благодарствую!…

Leave a Response







grunge

Skin From Make Money At Home